ASÍ QUE ESTÁS PENSANDO EN JUGAR AL ROL

La primera experiencia con el rol es crucial. Habitualmente suele polarizar a las personas en roleros y antiroleros. Una mala primera sesión, o primera partida, puede hacer que aborrezcas un tipo de entretenimiento que, en otras situaciones, podría aportarte ratos muy divertidos. Incluso si eres un jugador con cierta carrera, elegir bien las partidas en las que te metes, el grupo de jugadores con los que vas a compartir mesa y el narrador que va a dirigir las sesiones es fundamental.
Todos tememos el compromiso de asistir a la primera sesión y tener que tragarse un posible bodrio hasta el final, cuando sea que llegue este, en ocasiones, meses más tarde.

En este artículo propongo una mini-guía para hacer más eficiente nuestra búsqueda de grupos de rol y directores de juego, tanto para jugadores noveles como para jugadores más experimentados.

Para hacer la elección acertada hay que saber cuál es nuestra motivación esencial a la hora de jugar al rol, qué esperamos de un juego de rol y, en definitiva, a qué queremos jugar. "Rol" es un término muy ambiguo que adscribe muchas maneras de jugar, muchos estilos y enfoques. "Vamos a jugar una partida de D&D" puede querer decir cosas muy distintas para cada una de las personas que se van a sentar a la mesa. Por lo tanto, la primera pregunta esencial es:

¿Por qué quieres jugar?

Jugar al rol es una actividad social, un medio para quedar con tus amigos y hacer algo juntos que no siempre termina por convertirse en un fin en sí mismo. Distingamos aquí a las personas que ponen entonces el acento en pasar un rato con los amigos y las personas que van A JUGAR al más puro estilo hardgamer. Obviamente no son categorías estancas, más bien podríamos entenderlo como un continuo con dos polos, no obstante, es importante que sepas de qué va la gente con la que te juntas. Es la diferencia entre el que va al cine con los amigos para hacer comentarios y comer palomitas y quien va a ver la película y no quiere ser molestado (¡de hecho preferiría verla solo!). Si tu intención es encontrar una excusa para sentarte alrededor de una mesa con los colegas y comer patatas fritas, muy probablemente interrumpas más la partida para hacer comentarios, bromas, divagues sobre cosas que han pasado... Es decir, aproveches para socializar, como quien toma un café. Esto no es necesariamente malo, si estás más cercano a ese polo pero aun así te interesa la partida -como te puede interesar la peli- los descansitos de diez minutos para charlar nunca han dañado a nadie. No obstante, saber que todo el mundo ve la partida como tú es crucial para que encajes bien en el grupo de rol. Esta es la pregunta fundamental.


¿Qué buscas en una partida?

La otra gran pregunta. ¿Qué es para ti una buena partida de rol? ¿Qué te tiene que aportar?. Jugadores muy interpretativos se aburren terriblemente en juegos muy estratégicos, mientras que jugadores más interesados en la "resolución de dificultades" pueden frustrarse terriblemente en grupos que dediquen mucho tiempo a teatralizar conversaciones -con dudosas dotes interpretativas, muy a menudo- o que se regodeen en escenas que parecen propias del cine francés. 

Asegúrate de que el director, el resto de jugadores y tú buscáis lo mismo. Si a ti te gusta engordar tu personaje, tienes que poder hacerlo, si no, te vas a aburrir y abandonarás la partida. Es tan sencillo como eso. La gente es muy fanática con el rol. Quizá porque, por parte del director, lleva mucho trabajo y creatividad. Criticar una partida se suele tomar como un ataque personal. Es mejor no entrar que salir a la mitad. Por otra parte, los propios jugadores suelen estar convencidos de que su manera de jugar es LA MANERA de jugar. Podríamos confiar en la facultad de razonar del ser humano y esperar que durante la partida se podrá dar un diálogo abierto que lleve a aunar los distintos puntos de vista. Como es poco probable, lo mejor es seguir esta máxima: si no encajas, no entres.

Estas son las dos preguntas fundamentales. Si te tomas la sesión como se la toman los demás, y piensas en el rol como lo hace el grupo, funcionarás. Lo que siguen ahora son mis recomendaciones personales, si este es tu perfil de jugador.

"Me gustaría probar con el rol. Nunca he jugado. No conozco las reglas y temo hacerlo mal. Un grupo de amigos me ha invitado a una partida."

Mi recomendación: Partidas cortas. One-shots o tres sesiones-cuatro como mucho. Nada que te lleve más de un mes. Juegos sencillos, interpretativos pero con rodamiento de dados. Vampiro, bien llevado, es un buen iniciador, así como casi cualquier otro juego de MDT. Vas a querer tener un personaje. La hoja es importante. Quieres tener poderes. Eso también es importante. Necesitarás un rol definido, un personaje molón -a poder ser, con un sistema que facilite crearlo o mediante personajes pregenerados- Una trama sencilla que incluya muchas escenas de acción que TE TENGAN COMO PROTAGONISTA. Al novato hay que mimarlo. Otra opción es el rol en vivo. Partidas ligeras. Si estás más interesado en la parte social-interpretativa, un rol en vivo te ahorra todo el papeleo, las reglas, te permite expresarte, hablar, y, en esencia es más dinámico.  Muchas personas han empezado con juegos como el rolemaster, D&D, heroquest...La típica partida de mazmorra, si el director no presenta el sistema como muy engorroso, puede ser divertido. Lo fundamental para un novato es que la partida sea ligera, transparente y movida.

NO recomiendo: Partidas ya empezadas. -Hey, amigo mío, tenemos una partida de Vampiro empezada ¿Te juntas?- NI DE COÑA. Es lo peor que puedes hacer. No te enterarás de nada, te dará la sensación de estar por detrás de los demás y probablemente, los tres jugadores más activos se comerán toda la atención del director, salvo que este ponga atención al spotlight.

"Soy un jugador con bastante experiencia. No tengo a mi grupo de compañeros habitual y quiero engancharme a otro".

Si este es tu caso. Hazte muy bien las dos primeras preguntas. Ya traes muchos vicios. En tu caso hay una pregunta específica. ¿Quiéres hacer lo mismo que hacías o investigar cosas nuevas?. Sea lo que sea. Busca de acuerdo a tus preferencias pero ABRE LA MOLLERA. Nadie, y quiero decir, NADIE, juega como tus queridos amigos, con los que empezaste con doce añitos. Nadie va a dirigir como tu máster de toda la vida. ¿Te entra la morriña? Acepta al grupo como es o no participes en las partidas. Hay que saber ser buen jugador. Una partida es un producto conjunto y todo el mundo tiene su responsabilidad. No hagas juicios de valor, aunque sean sutiles -Ah, ¿pero usáis mapitas?- Piensa que para muchos jugadores, su grupo es su casa. A nadie le gusta que venga nadie de fuera a criticar su casa. Interésate por cómo hacen las cosas. ¿Desarrolláis mucho los personajes? ¿Entregáis hojas de trasfondo? ¿Hacéis resúmenes de las sesiones? ¿Habláis con la voz del personaje?. No vayas a la aventura, si puedes evitarlo.

"Soy un narrador experimentado. Quiero ponerme al otro lado de la pantalla y probar como jugador"

El frío desdén de un jugador-director cuando no haces las cosas como las haría él es lo peor que puedes tener en mesa. Si vas a ser jugador, deja de ser director. No puedes ser director y jugador a la vez. Ya sé que cuesta abandonar el control, que puedes estar completamente en desacuerdo con lo que decida el director en un momento dado o con su estilo. Prueba esto: tómatelo como una experiencia de la que siempre podrás sacar algo. Piensa en los narradores como colegas. Es tu colega, respeta lo que hace. Los narradores tienen habitualmente dificultades en mantenerse en su lugar de jugador. Esto es lo que más tienes que cuidar si es tu caso. Como siempre, asegúrate de que te convence lo que se va a hacer ANTES de hacerlo. Si tienes algo que comentar, hazlo DESPUÉS de la sesión. Una sugerencia puede ser encajada bien, si tienes un buen trato con tu director, pero no fuerces. Insisto, no lo hagas.
Dejando esto de lado, recomiendo: Juegos que no has jugado nunca. -por eso de no comparar- Juegos experimentales, nuevos, formas de jugar que no has probado nunca. Mi experiencia personal: En una ocasión acudí a una partida narrada por dos chicas a la vez.-Si, hay chicas en el rol.- Usaban mucho atrezzo. Jugaban con la luz adecuada, utilizaban música, mucho soporte en papel (informes, fotografías...) una de ellas era muy "actriz" y se levantaba mucho. Si interpretaba a una prostituta, ligaba contigo, si interpertaba a un camionero, te gritaba hasta que parecía que te iba a pegar. Incluso orquestaron con un amigo una llamada por teléfono al móvil de uno de los jugadores, como si estuviese hecha por un pnj. ¿Haría yo eso? Probablemente no. ¿Aprendí cosas? Indudablemente, si. Ábrete a las nuevas experiencias. suelta en control y déjate llevar. ¿No quieres ser jugador para dejar de currar tanto? Pues eso.

En conclusión, espero que esta "mini guía" tan obvia, pero tan necesaria en mi opinión, pueda ayudaros de algún modo. De nuevo, agradecería comentarios y matizaciones. Si consigo que siguiendo estos consejos no os coléis en una partida que os resulte insufrible me doy por contento. Quien encontrare a su grupo ideal, mejor que mejor.

Víctor

3 opiniones:

Albert Tarrés Says:

Si en nuestra ultima incorporación se hubiera seguido un poco tus consejos aun estaría jugando con el grupo... mucho me temo, que por obvio que parezca, no es facil que todo fluya correctamente...

Iago Urruela Says:

La verdad es que en mis primeros años jugué con tres o cuatro directores, y nos turnábamos como jugadores.
Luego con más de diez directores, y más de veinte jugadores de manera continua. De lunes a domingo.
He jugado muchos juegos.
Y creo que al final es todo más sencillo. Cuestión de suerte. Estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Ser permeable y valorar la labor de unos y otros, que sin director de nada valen los jugadores, y sin jugadores nos sobra el director.
Pero lo digo desde la posición de quien tuvo suerte en su primera partida... Y nunca se paró a pensar en la suerte que tuvo.
Buen artículo Victor.

Víctor Eugenio Merino López Says:

Finalmente, la tolerancia y la buena predisposición facilita mucho el tema. Eso y la calidad de la relación entre las personas que juegan. Qué suerte, en cualquier caso, porque yo he estado en algunos grupos de rol de estos que se forman en jornadas y algunas veces me he sentido muy incómodo dentro xd

Publicar un comentario